domingo, 30 de diciembre de 2018

SOLOMILLOS EN SALSA DE ARÁNDANOS

Hoy te traigo una rica carne con una más rica aún salsa... De arándanos... Y no sabes lo rica que es!! Esta idea se le ocurrió a mi hija pequeña, la cocinillas de la familia después de mi. Nos pusimos manos a la obra y nos quedo esta espectacular receta... Una carne deliciosa, que bien es vedad que si nos pasamos un poco en el horneado nos queda un poco dura y seca, por lo que os recomiendo que la pongáis poquito tiempo... Pero que con el contraste de la salsa es un espectáculo completo.


Este plato nos puede servir perfectamente para las últimas celebraciones de la Navidad, como son la Nochevieja o bien el día de Año nuevo.







Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:


Instagram




INGREDIENTES:

-2 solomillos de cerdo
-1cebolleta
-100 gr de arándanos
-1 vaso de vino tinto
-250 ml de caldo de carne
-Sal y pimienta
-AOVE
-Unas patatas
-Champiñones al gusto



ELABORACION:

Salpimentamos los solomillos y los doramos en una sartén con aceite de oliva.
Mientras pelamos y cortamos las patatas en rodajas de medio centimetro de grosor.
En una bandeja de horno ponemos un poco de aceite de oliva y colocamos las patatas.
Las salpimentamos y con el horno a 200º y cocinamos las patatas diez minutos.
La sacamos del horno y ponemos los solomillos sobre ellas. 
Horneamos durante 10/15 minutos, dependiendo de lo hechos que os gusten. (Os aconsejo diez minutos para que no queden duros y resecos)




Preparamos la salsa mientras tanto.
En el mismo aceite que hemos dorado la carne sofreímos la cebolla cortada en bruonoisse o a cuadrados no muy grandes.
Añadimos un poco de sal para que sude.
Una vez pasados unos minutos y que la cebolla haya cogido color añadimos los champiñones pelados y cortados a vuestro gusto.
Dejamos sofreír unos minutos que pierdan el agua.
Añadimos el vino tinto y el caldo dejando reducir unos minutos.
A continuación incorporamos los arándanos y dejamos reducir la salsa, cuidando que los champiñones queden tiernos, y si nos hace falta más liquido lo añadiremos hasta que nos quede en su punto perfecto.
Probamos de sal y rectificamos si es necesario.
Sacamos los solomillos del horno y tapamos con un papel de aluminio, dejamos reposar unos cinco o diez minutos, tapados.
Ya podemos cortar la carne en medallones de un cm de grosor y los disponemos en una bandeja de presentación junto con las patatas.
Añadimos la salsa sobre ellos, dejando más salsa a parte por si alguien quiere servirse más.
Y ya podemos disfrutar de esta deliciosa carne.
Sin duda un plato estupendo para estas fiestas.




Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas










No hay comentarios:

Publicar un comentario