domingo, 29 de abril de 2018

YOGUR CASERO, FACIL

Pues si amigos y amigas os traigo un yogur casero delicioso. Si supiéramos lo fácil que es prepararlo en casa, desde luego que lo haríamos más de una vez. Hay diferentes formas de mantener la temperatura de la leche, ya sea tapándolo o envolviéndolo con una manta o toallas e introduciéndolo en el horno o el microondas, lugares donde no haya corrientes de aire y nuestro yogur se mantenga calentito. Ya que la temperatura de la leche y su prolongación es lo que hará fermentar las bacterias del yogur y esto hará que se nos forme un nuevo yogur. Una vez hecho, podemos reservar una porción de este nuevo para la próxima vez que lo hagamos y ya no tendremos que usar yogur comercial.


Yo os voy a enseñar a hacerlo pero no usando mantas, ni hornos ni microondas. Si, Si... Nada de eso, el reposo y fermentación lo vamos a hacer en la olla rápida. ¡Ahí bien cerradita se nos va a producir un yogur maravilloso!







Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:


Instagram


INGREDIENTES:

-1 litro de leche, entra, semi o desnatada. Fresca o de larga duración
-Azúcar al gusto
-1 yogur natural



ELABORACION:

Este yogur lo podemos hacer con leche semi desnatada, desnatada o entera, también con leche fresca de corta duración (la que se mantiene en neveras) o con leche de larga duración.
En primer lugar vamos a calentar agua en nuestra olla rápida, hasta que hierva.
Mientras ponemos la leche en un bol y llevamos al microondas por espacio de tres o cuatro minutos, pensad que la leche no debe hervir, si lo hacéis en el fuego, exactamente igual, que no hierva.
Debe alcanzar una temperatura de 35 /40º si usáis termómetro.
Si no podéis utilizar el truco de introducir el dedo meñique, bien limpito, en la leche y si aguantáis con el dentro mientras contáis hasta diez, la tenemos lista.
Si nos hemos pasado la dejaos enfriar un momento y vamos probando hasta dar con la temperatura adecuada.
Una vez conseguido añadimos el azúcar, si lo que queremos es un yogur con un toque dulce, yo le puse 6 cucharadas de postre.
La disolvemos en la leche.
En un bol aparte ponemos el yogur y cogemos un poco de la leche para disolverlo fácilmente y así integrarlo con mas facilidad en el resto de leche.
Lo integramos todo y tapamos nuestro bol con su tapa o bien con papel film.
Vertemos el agua hirviendo de  nuestra olla rápida, e introducimos con cuidad el bol dentro.
Yo le coloco un trapo en la base de la olla y allí acomodamos el bol con nuestro proyecto de yogur.
Allí lo vamos a dejar por espacio de 7/8 horas para que el yogur haga su trabajo, que es el de aportar las bacterias que harán que fermente.
Cuando haya pasado el tiempo de fermentación abrimos la olla y sacamos el bol.
Comprobaremos que el yogur ya es una realidad, habrá cuajado.
Volvemos a tapar e introducimos en la nevera como mínimo un par de horas.
Así acabará de compactarse.
Una vez pasado el tiempo ya podemos utilizarlo en lo que más nos apetezca.
Si deseáis ponerlo en botes individuales debéis hacerlo antes de ponerlo a fermentar, siguiendo después el mismo proceso.



Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas











No hay comentarios:

Publicar un comentario