sábado, 17 de marzo de 2018

BIZCOCHO DE QUESO MASCARPONE Y VAINILLA

Hoy os traigo un bizcocho espectacular para la merienda o el desayuno... No sabéis lo rico que esta, con ese toque del queso mascarpone, que hace que este bizcocho quede esponjoso, jugoso y húmedo. Una verdadera delicia. Además es muy fácil de preparar y rápido. O sea , que lo tenemos todo par a poder disfrutar de esta delicia. En esta ocasión vamos a utilizar como gasificante o levadura para que nos suba y quede esponjoso Gaseosas el Tigre las de toda la vida, las que usaban nuestras abuelas para preparar más de un dulce, rosquillas, bizcochos, cocas...



Así que no me extiendo más y nos vamos con este rico bizcocho.







Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:


Instagram


INGREDIENTES:

-200 gr de queso mascarpone
-200 gr de harina de trigo de todo uso
-2 huevos
-150 gr de azúcar
-90 ml de aceite de girasol
-5 ml de extracto de vainilla
-2 sobres de Gaseosas el Tigre o 1 sobre de levadura química



ELABORACION:

Lo primero que vamos a hacer es encender el horno a 180º calor arriba y abajo.
Mezclamos la harina con las gaseosas o en su defecto con la levadura química.
En un bol ponemos los huevos y añadimos el azúcar, lo batimos con unas varillas eléctricas hasta que doblen su volumen y cambien de color, nos debe quedar una cremita.
Una vez conseguido añadimos el queso mascarpone y lo volvemos a mezclar con las varillas hasta que este bien integrado.
Hecho esto, vamos con los líquidos, vertemos el aceite y la vainilla y volvemos a mezclar muy bien con las varillas.
Tamizamos la harina que hemos mezclado anteriormente con las gaseosas o levadura y mezclamos hasta obtener una masa espesa como una mayonesa, y homogénea.
Encamisamos un molde desmontable, con aceite de girasol y harina, para evitar que se nos pegue.
Vertemos la mezcla en el y la alisamos para que quede bien repartida.
Introducimos en el horno y lo dejamos hornear por espacio de 30/45 minutos. Ya sabéis lo de los hornos.
El mío estuvo 35 minutos. Para que os hagáis una idea, a partir del minuto 35 podéis ir mirando con un palillo de brocheta o un cuchillo si esta listo, introduciéndolo y mirando si sale seco.
Una vez listo, sacamos y dejamos reposar unos 10 minutos.
Desmoldamos y ponemos sobre una rejilla para que se acabe de enfriar y no quede húmedo por abajo.
Cuando este frío ya lo podemos espolvorear con azúcar glas y listo... ¡A disfrutar de el! 
Acompañado de un rico café o con lo que más os apetezca... ¡Una delicia!



Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas



No hay comentarios:

Publicar un comentario