lunes, 15 de enero de 2018

TARTALETAS DE SORBETE DE PIÑA

Aunque no estemos en verano un buen sorbete no desagrada nunca a nadie. Y más después de una copiosa comida, ya que al ser tan refrescante y ligero es muy digestivo.
Además, es una manera deliciosa de comer fruta, en este caso, piña, de una manera diferente y a los niños les encanta.


Podéis añadirle los topings que más os guste, así como fresas, frambuesas, chocolate... En fin, al gusto del consumidor.







Puedes seguirme en Istagram, toca aquí:
Instagram

INGREDIENTES:
-1 piña natural
-125 ml de agua
-75 gr de azúcar
-1 par de cucharadas de zumo de limón
-Obleas de empanadilla




ELABORACION:

Como no, lo primero que debemos hacer es pelar la piña, quitaremos con cuidado toda los pequeños ojos que tiene esta, para dejarla completamente libre de imperfecciones.
La cortamos y troceamos desechando el tronco central.
Introducimos en una batidora o procesadora, la trituramos completamente.
Añadimos el zumo de limón, para que no se oxide.
Mientras en un cazo pondremos el azúcar y el agua a calentar, y lo dejaremos que comience a hervir.
Dejamos cocer un par de minutos.
Templamos unos minutos y añadimos el almíbar a la piña.
Volvemos a triturar, para que se mezcle bien todo.
Ahora que ya tenemos la piña lista, la vamos a verter en un recipiente que pueda ir al congelador y si tiene tapa mejor.
Acomodamos la piña y tapamos muy bien.
Llevamos al congelador, iremos sacando cada media hora y moveremos todo el contenido para evitar que se cristalice.
Esto lo haremos hasta que el sorbete haya adquirido una consistencia cremosa y veamos que ya esta en su punto optimo de congelación.
A mi me tardo un par de horas, sacándolo cada media hora y moviendolo con ayuda de un tenedor.
Mientras vamos con las tartaletas de obleas.
Aceitamos los huecos de un molde de cupcakes o magdalenas, para que no se nos peguen, con aceite de girasol.
Horneamos con horno precalentado a 200º y las dejamos dentro unos 5/6 minutos, miraremos y cuando veamos que están ligeramente doradas, ya las podemos sacar.
Dejamos enfriar y con cuidado las sacamos del molde.
En este punto vamos a batir el sorbete con la batidora de mano, para que quede una crema suave y untuosa.
La introducimos en una manga pastelera.
Y ya solo nos queda rellenar nuestras tartaletas, las decoramos con lo que más nos guste y ya tenemos listo nuestro rico postre.
Os aseguro que es fresco, rico, ligero y muy apetecible.






Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas




No hay comentarios:

Publicar un comentario