martes, 14 de noviembre de 2017

CHAMPIÑONES EN VINAGRE

Pues si amigos, champiñones en vinagre, tal cual de unas anchoas o boquerones se trataran. No sabéis lo ricos que están, y eso que cuando me contaron la receta pensé... ¿Y eso estará bueno? Pues vamos, bueno , bueno, lo que se dice bueno... ¡Pues no! ¡Esta riquísimo! Madre mía que sorpresa me lleve... Y esto se lo debo a mi amiga Marisol Ulecia, del blog el menú de mi cocina que fue la que me explico como su tío preparaba esta delicia. Los preparo primero ella y quedo maravillada y después me presto la receta, los probé y ya os digo que me encantaron.


Ya os digo que no hay que envidiar en sabor a los boquerones en vinagre que son mi pasión, la verdad es que el toque del vinagre y la textura de los champiñones es una maravilla. Os sirve de aperitivo estupendamente, Vamos, que yo los he puesto en casa en alguna que otra reunión y han volado en un plis plas




INGREDIENTES:

-Una bandeja de champiñones laminados
-250 ml de vinagre de vino blanco
-150 ml de agua
-Sal
-Aceite de ajo y perejil (Os dejo el enlace aquí:aceite de ajo y perejil)



ELABORACION:

Como tenemos los champiñones ya laminados empezamos con el proceso ya.
Si no los encontráis de esta forma solo habréis de limpiar los chamiñones quitándoles la piel y pasando un trapo y cortarlos en laminas lo más finas posibles.
En una fuente amplia vamos a colocar nuestros champìñones y verteremos por encima el vinagre y el agua que habremos mezclado previamente.
Procuramos que queden bien cubiertos y los movemos para que todos se impregnen bien.
Ahora los debemos dejar macerando en el vinagre durante unas cuantas horas, el autor de la receta, el tío de mi amiga Marisol los deja toda la noche, pero yo lo deje unas seis horas. Esto os lo dejo a vuestra elección dependerá de grado de sabor a vinagre que queráis, pero ya os digo que con seis horas quedan perfectos.
Una vez pasado el tiempo escurriremos el vinagre y el agua. Se pueden enjuagar y dejar escurrir con agua.
Yo me salto ese paso y los pongo directamente a escurrir un poco, luego los voy colocando en una fuente y les voy añadiendo el aceite de ajo y perejil y sal. Probamos a ver como están de salazón y si tenemos que rectificar lo hacemos.
Una vez cubiertos de aceite de ajo y perejil lo llevamos a la nevera y los dejamos por espacio de unas horas, o bien de un día para otro.
Al día siguiente ya podréis sacarlos y servirlos en un plato, ponerlos en la mesa y a ver cuanto tardan en desaparecer, aunque al principio los miren raro...
Ya os lo digo yo... ¡Un segundo! En cuanto prueben el primero es un no parar. 




Os dejo mis redes sociales incluido mi canal de YouTube donde encontraréis, variadas recetas tanto dulces como saladas, aprovecho para pediros que os suscribáis y le deis a la campanita para que cada semana cuando suba una receta nueva os avise y así no os perdáis ninguna:


facebook de la cocina de Merche Borjas






1 comentario:

  1. Pues te copio la receta para hacerla. A mi me encantan los boquerones en vinagre y si dices que esta no tiene nada que envidiar... La haré
    Gracias por la receta.

    ResponderEliminar