martes, 9 de mayo de 2017

ROLLITOS DE POLLO RELLENOS

Pues nada, que me he encontrado esta mañana con una pechuga de pollo, y no sabía que hacer con ella. Lo de encontrarme, no ha sido por la  calle, ¿Eh?... Fuera bromas. La verdad es que no sabía como prepararla, y como en casa nos gustan mucho los libritos de lomo, rellenos de jamón y queso, ( de pollo también los suelo hacer), he decidido darle una vueltecita al asunto y he aquí el experimento.



Supongo que no habré inventado nada, vamos seguro!!. Pero oye que estaba muy rico y además les ha encantado el verlos presentados de manera diferente. Así que yo os la explico, y vosotros decidís, si queréis probar o no...



INGREDIENTES:

-Una pechuga de pollo fileteada
-Queso de la variedad que queráis
-Jamón York
-Salsa de tomate o tomate frito casero (o de bote)
-Mozarella
-Aceite, sal

ELABORACIÓN:

Si tenemos las pechugas fileteadas ya podemos empezar a montarlas, si no pues nos va a tocar hacerlo, es muy fácil, cogéis un buen cuchillo que este bien afilado, y hacemos los filetes, apoyando la palma de la mano sobre la pechuga mientras vamos pasando el cuchillo y cortando el filete.
Una vez loas tenemos, las podemos aplanar un poco dándole unos golpes con un espalmador, o con un vaso, esto es para que se nos agranden un poco y además rompamos las fibras y queden tiernas y jugosas.
Salamos los filetes por los dos lados y los colocamos planos, encima de cada uno de ellos vamos a colocar una loncha de jamón york y una locha de queso, este lo dejo a vuestra elección, yo le he puesto Havartti. Empezamos a enrollar el filete sobre si mismo, hasta conseguir un rollito, procurando mantener dentro el queso y el jamón.


Después de esto los vamos a colocar en una fuente de horno, con un chorrito de aceite en el fondo para que no se nos pegue, y una vez colocados todos los rollitos, les echamos una pizca de aceite también por encima.
El horno lo tendremos precalentando a 200º  introducimos la bandeja dentro y lo dejamos por espacio de 25 minutos, aproximadamente. Recordad, cada horno..... Así que vigilad, cuando los veáis hechos pues los sacáis, pero aún no están, no corráis... Una vez fuera, cogeremos el tomate frito, o salsa de tomate, y esparciremos una cucharada sobre cada uno, y espolvorearemos queso mozarella por encima. 



Volvemos al horno, pero esta vez con el gratinador puesto, y aquí si, vigilad, porque en un momento se os puede quemar, en cuanto hayan adquirido un tono dorado, porque la mozarella ya se ha fundido, para afuera, y ale, los ponéis en una fuente o plato y lo acompañáis de los que más os guste, ya sea una buena ensalada, unas verduras al horno, o a la plancha, patatas fritas....
Como gustéis, y ahora ya si, a hincárle el diente... Buenísimas, muy jugosas, y con ese queso fundido.... Mmmmm me encantan las pechugas y el queso... Así que si queréis probar, ya sabéis, desde luego es una buena opción para no comer el polo siempre igual,  ¿No os parece?

Y como siempre os invito a que os paséis por mi canal de YouTube, donde encontraréis variedad de recetas,tanto dulces como saladas, que os suscribáis, que es gratis, y que compartáis y le deis a me gusta, además os dejo el resto de mis redes sociales, para que podáis seguirme a través de ellas:

facebook de la cocina de Merche Borjas
YouTube La cocina de Merche Borjas
Instagram La cocina de Merche Borjas
Twitter La cocina de Merche Borjas

No hay comentarios:

Publicar un comentario