martes, 2 de mayo de 2017

CHINOISE DE CREMA PASTELERA DE LECHE DE ALMENDRAS

Pues nada chic@s que me encontré la semana pasada con que me habían retado por YouTube para preparar una tarta por menos de 3 euros, y pensando pensando, llegue a esta solución: Una deliciosa tarta chinoise con crema. Pero como además Vive Soy me había mandado un lote de sus excelentes productos, de diferentes clases de leche, pensé en añadirle a la crema pastelera, en vez de leche normal, pues una de almendras, ya que la tarta  llevaría este fruto seco por dentro, y la iba a adornar también con ellas.


Es una tarta tipo brioche que se hace con una masa muy manejable y se enrolla como si de un brazo de gitano se tratara, además está vez no lo hemos dejado levar, con lo que hemos hecho la tarta en una hora aproximadamente 



INGREDIENTES:

-250 gr de harina de fuerza
-40 gr de azúcar
-5 gr de levadura seca de panadero
-1 huevo
-5 ml de extracto de vainilla
-115 gr de mantequilla derretida y fría
-90 ml de leche de almendras Vive soy
-50 gr de almendra en granillo

Para la crema pastelera de almendras:

-20 gr de maicena o harina de maíz
-250 ml de leche de almendras Vive soy
-125 gr de azúcar
-2 yemas de huevo
-5 ml de extracto de vainilla

Para pintar:

-10 ml de leche de almendras Vive soy
-1 cucharada de azúcar


ELABORACIÓN:

En primer lugar vamos a preparar la crema pastelera que va al microondas, aquí en el canal la tenéis lo único es que hay que variar la leche normal por esta de almendras. Podéis verla si pincháis aquí: crema pastelera al microondas
Mezclamos el azúcar con la maicena, batimos los huevos con el extracto de vainilla, y en un bol añadimos la leche, la mezcla del azúcar y la de los huevos, integramos bien y llevamos al microondas a máxima potencia durante cuatro minutos, pero recordad que cada microondas es un mundo y hay que vigilar, la sacáis y la batís con unas varillas, si ha conseguido la consistencia deseada, ya la tenemos, sino vamos a ir añadiendo de minuto a minuto, hasta lograrlo.
Una vez lista la tapamos con film transparente en contacto con la crema para que no se nos haga costra, y reservamos.
Vámonos con la masa, en primer lugar ponemos en el bol de la amasadora, aunque sabéis que lo podéis amasar a mano,  y vamos añadiendo primero los ingredientes líquidos: la leche, la mantequilla derretida pero fría, el huevo el extracto de vainilla, movemos un poco y añadimos el azúcar y la levadura seca, volvemos a mezclar un poco más.
Una vez todo bien mezclado tamizamos la harina sobre el bol toda de una vez, y ya podemos empezar a amasar, durante unos diez o doce minutos, recordad que a mano el tiempo debe ser superior, nos ha de quedar una masa suave y sedosa.
Transcurrido este tiempo amasando, pondremos una pizca de harina en la encimera y volcaremos la masa en ella, le daremos unas vueltas, para comprobar la textura, una vez satisfecha con ella, podéis añadir un poquito más de harina si lo necesita, pensad que esta masa no se pega y es muy manejable, la vamos a estirar con un rodillo, intentando hacer un rectángulo con ella, más o menos del mismo grosor por todos lados.
Cuando lo consigamos vertemos la crema que ya se habrá enfriado un poco, y la esparciremos por la superficie procurando no llegar a los bordes, para que la enrollar no se nos salga, después espolvoreamos unas almendras en granillo y comenzamos a enrollar como un brazo de gitano.
Una vez echo esto lo vamos a cortar en porciones más o menos iguales, y en un molde ,( al cual le habremos puesto aceite o mantequilla y azúcar, para encamisarlo bien y que no se nos pegue, además que con el azúcar se caramelizaran los costados un poco), las vamos colocando dejando un dedo de separación de unas a otras para que puedan crecer.
El horno lo vamos a precalentar a 90 grados, cuando tengamos las porciones en el molde, las vamos a pintar, pero no con huevo, sino con una mezcla de un par de cucharadas de leche de almendras y una cucharada de azúcar.
Espolvoreamos unos cuantos granillos de almendras que habremos reservado anteriormente y vamos a introducirlo en el horno a 90 grados unos veinte minutos.
Tras pasar este tiempo lo vamos a subir a 200 grados, pero sin sacar la tarta del horno, y la vamos a hornear unos 18 a 20 minutos,o hasta que veáis que ha cogido un bonito tono dorado. ya la tenemos, la sacamos del horno, dejamos entibiar un poco y desmoldamos. 
Traspasamos a una rejilla para que acabe de enfriarse, y ya podremos degustar esta maravilla. De verdad os la recomiendo por precio y por sabor, una dulzura extraordinaria y un sabor a almendra espectacular.!!
Doy las gracias a Vive soy de Pascual, porque desde luego sus productos son una verdadera maravilla.


Aquí os dejo la vídeo receta en la que lo veréis todo más claro:



Y como siempre os invito a que os paséis por mi canal de YouTube, donde encontraréis variedad de recetas,tanto dulces como saladas, que os suscribáis, que es gratis, y que compartáis y le deis a me gusta, además os dejo el resto de mis redes sociales, para que podáis seguirme a través de ellas:

facebook de la cocina de Merche Borjas
YouTube La cocina de Merche Borjas
Instagram La cocina de Merche Borjas
Twitter La cocina de Merche Borjas

No hay comentarios:

Publicar un comentario