viernes, 10 de febrero de 2017

CHEESECAKE O TARTA DE QUESO CON COBERTURA ESPEJO

Creo que habrá muy pocas personas que no haya probado en su vida un cheesecake o tarta de queso, desde luego después vendrá el que te guste o no. Este que os propongo yo hoy es una verdadera delicia, con suave sabor a limón, y el colofón final de esa maravillosa cobertura espejo, creo que le otorga una bonita presencia, lo que lo hace más apetecible, También os he de decir, que si no os gusta o simplemente no os apetece hacerlo así, siempre podréis optar por decorarlo a vuestro gusto, o bien, con una gelatina de mermelada, del sabor que prefiráis, o con alguna galleta molida, etc...



Es una tarta muy sencilla de preparar, y la cobertura es también muy fácil, así que no os asustéis porque os vais a llevar una agradable sorpresa, al comprobar cuan sencilla es. Para que lo veáis más fácilmente al final de la explicación os dejaré la receta en vídeo.( Las cantidades que os voy a poner son para un molde de unos diez cm, si queréis hacerla más grande, solo habéis de doblar ingredientes.) En mi canal podréis encontrar más de ellas, y aprovecho para pediros que os suscribáis y que le deis a me gusta.




INGREDIENTES:

Para la base:

-8/9 galletas de las que prefiráis
-25 gr de mantequilla fundida.

Para la tarta:

-1 cucharada sopera de leche condensada
-50 gr de azúcar
-150 gr de queso crema
-150 ml de nata para montar
-1 hoja y media de gelatina
-1 cucharada de postre de zumo de limón

Para la cobertura espejo:

-75 ml de agua
-75gr de azúcar
-150 gr de chocolate blanco de cobertura
-colorante en gel rojo, en mi caso.
-dos hojas de gelatina

PREPARACION:

En primer lugar, vamos a preparar la base, y lo vamos a hacer mezclando las galletas trituradas o molidas, con la mantequilla derretida, cuando consigamos una pasta homogénea, cogeremos nuestro molde, ( yo lo he echo en forma de corazón, pero podéis utilizar el que más os guste) y forraremos el fondo de este, para que nos sea más fácil desmoldarlo luego. Una vez recubierta toda la base del molde lo llevaremos a la nevera a que solidifique.
Empezaremos con la preparación del cuerpo de la tarta, pondremos un cazo al fuego y en el verteremos la nata y el azúcar, lo pondremos a hervir, una vez comience a hacerlo añadiremos el queso crema, el cual iremos moviendo hasta que este deshecha e integrado en la nata,  Apartaremos del fuego y echaremos nuestra cucharada de leche condensada, junto con el limón, integraremos bien, y a continuación echaremos la hoja y media de gelatina, que previamente habremos hidratado en agua fría, la escurriremos bien y la añadiremos a la mezcla, Removeremos hasta su total incorporación.
Una vez deshechos todos los ingredientes y bien mezclados, vamos a sacar nuestro molde de la nevera y vamos a verter en el la preparación anterior, lo volveremos a llevar a la nevera durante dos horas , pasado este tiempo lo pasaremos al congelador, en el que ha de estar un mínimo de cuatro horas,(si lo hacéis de un día para otro mejor que mejor).
Cuando tengamos congelada nuestra tarta empezaremos a preparar la cobertura espejo, que es sumamente sencilla. Vamos a poner en un cazo al fuego el agua junto al azúcar y esperaremos a que hierva, en este punto añadimos con mucho cuidado de no quemarnos, el chocolate, removeremos hasta su total disolución, Retiramos del fuego y vamos a añadir, las dos hojas de gelatina, previamente hidratada y escurrida, lo mezclaremos hasta que este toda integrada en el chocolate, en ese momento vamos a empezar a añadir colorante hasta que consigamos el color que buscamos, mejor que uséis colorante en gel o pasta, Una vez conseguido, vamos a pasarlo a una jarra y vamos a dejar que se enfríe durante unos quince o veinte minutos, no puede estar muy caliente a la hora de verterlo sobre la tarta, ya que nos la descongelaría, y esta ha de estar congelada en el momento de bañarla con la cobertura.
Sacamos la tarta del molde, y colocamos sobe una rejilla con un plato debajo, para recoger el sobrante que vaya cayendo de la cobertura, y pode volver a usarlo tantas veces como capas necesite la tarta, Vertemos sobre la tarta congelada la  cobertura, y cuando consigamos la terminación que nos gusta, la decoraremos y la llevaremos de nuevo a la nevera, para que se solidifique la cobertura, y se vaya atemperando la tarta, la sacaremos un rato antes de servir de la nevera, y lista para disfrutar.
Aquí os dejo videoreceta en la que lo vais a ver todo mucho más claro.

Espero sea de vuestro agrado y aquí os dejo mi canal de youtube y todas mis redes sociales donde podéis seguirme.


facebook de la cocina de Merche Borjas
YouTube La cocina de Merche Borjas
Instagram La cocina de Merche Borjas
Twitter La cocina de Merche Borjas

2 comentarios:

  1. Una tarta ideal nos solo para San Valentin, sino para todo el año. Preciosa! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias María José!! Tienes razón, cualquier día vale para poder degustarlo!

    ResponderEliminar